Decorar el cuarto del bebé


Cuando el embarazo comience a llegar a su fin, será buen momento de preparar el cuarto del bebé. Tomar ideas para decorar cuartos de bebés será una buena idea, deberemos decidirnos por un color o una temática concreta. Antes de eso, tendremos que conocer el sexo del bebé, ya que ayudará mucho en la elección del tema para la decoración de su habitación. Los ambientes más recomendados son con motivos de ositos, de animales, de jardines, cielo, o incluso flores. Pero la decoración también está en las sábanas, la manta, el edredón, los muebles, cuadros, cortinas, cenefas, cualquier objeto aportará un tono distintivo al cuarto del bebe.´

Los colores de la habitación pueden ser tradicionales: azul para niños y el rosa para las niñas. Sin embargo, actualmente muchas familias optan por otras tonalidades como el beis, el amarillo, el verde claro, e incluso por el lila. Hay pinturas para todos los gustos, en tonos fuertes o suaves. Aunque para los más pequeños de la casa, lo ideal es elegir los colores más suaves porque les transmitan tranquilidad.

Respecto a la iluminación, se aconseja que sea de dos tipos: una en el centro colocada en el techo, y otra en formato de media luna en una o varias paredes del cuarto, dependiendo del tamaño del espacio. También puede ser muy útil una lámpara infantil pequeña para que la podamos encender durante la noche, sin tener incomodar al pequeño con la luz más fuerte. Una luz tenue puede ayudar también al bebé a que se relaje y por lo tanto concilie mejor el sueño.

Deberemos tener en cuenta las cortinas, necesarias para controlar la entrada de luz natural durante el sueño diurno. Las mejores son las que están hechas de materiales que no atrapen mucho polvo. La misma recomendación es aplicable para el protector de la cuna y a la colcha.

En cuanto al mobiliario de la habitación, mejor que sea sencillo y accesible en todo momento. Al principio, el bebé necesitará de una cuna, un armario y un cambiador. A medida que se vaya haciendo mayor, sería conveniente que tuviera un baúl para los juguetes, silla y mesita de actividades, entre otras cosas.

Recuerda que el ambiente en el que tu bebé debe crecer será cálido, agradable, estimulante y cómodo. Pero también es muy importante que sea seguro, que no haya peligro que se pueda lastimar con nada. Un espacio en el que el bebé se sienta protegido y arropado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *