Decorar un salón de color negro


El color negro no suele prodigarse mucho en el hogar por eso de ser demasiado oscuro y fúnebre, pero lo cierto es que puedes conseguir estancias realmente bonitas utilizando éste color. Hoy me gustaría recomendarte este color para utilizarlo en el salón, y que gracias a combinarlo con otros más claros podrás conseguir un salón realmente original y muy elegante. La clave está en cómo lo combines y en que las combinaciones sean sencillas y no muy exageradas.

Yo no lo recomiendo para pintar las paredes ya que la estancia parecería más pequeña y sería mucho más oscura, aunque si las pintas, por ejemplo, de blanco y negro en rayas verticales, sí puede quedarte muy bien. También puedes utilizarlo en las paredes combinándolo con otros colores neutros como el gris, beige o crema, siempre en tonalidades claras para conseguir un contraste mucho más bonito.

La proposición que te hago hoy es como la que ves en la fotografía, en donde se aprecia un salón que a pesar de tener mucho negro consigue tener mucha luminosidad gracias a los contrastes. Lo mejor es decantarte por muebles negros, la mejor opción si buscas un estilo minimalista ya que se verá un ambiente muy limpio, sencillo y elegante. También puedes optar por el negro en textiles como la alfombra y cojines o en elementos decorativos.

Para el resto del salón son recomendables los colores neutros, en este caso el blanco o crema. Combinar diversas tonalidades entre paredes, suelo y sofá te ayudará a restarle oscuridad al ambiente y que además el salón parezca más amplio. También podrías optar por un sofá negro, aunque lo malo que tiene es que durante la época veraniega no quedaría muy bien y además concentraría mucho más el calor.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *