Diccionario de bricolaje


Dos circunstancias han puesto de moda el “haztelo tú mismo”: por un lado la crisis económica y por otro la moda del reciclaje y la concienciación con el medioambiente. Sea por la razón que sea, el bricolaje está de moda. Si te quieres adentrar en el mundo de las brocas y taladradoras, tendrás que familiarizarte con algunos términos.

Alcayata: Clavo en forma de codo que tiene el extremo opuesto a la punta doblado en ángulo recto y sirve para colgar cosas de él.

Amoladora: Es una máquina de bricolaje que dispone de un motor y un juego de engranajes giratorios a los que pueden acoplarse multitud de accesorios en función del trabajo que se quiera realizar.

Burlete: Tira, normalmente autoadhesiva, de goma espuma, caucho y demás materiales, usada para aislar puertas y ventanas. Se pega en el batiente del marco.

Chapado o chapeado : aplicación de una fina lámina de madera o metal sobre una superficie.

Codo: en fontanería trozo de tubo curvado en ángulo que se usa para variar la dirección de una tubería.

Decapar: Arrancar barniz o pintura por medio de un producto químico, de calor, etc.

Escofina: Herramienta metálica con superficie estriada para desgastar madera por abrasión. Se mide su largo expresado en pulgadas.

Llana: herramienta metálica de forma cuadrangular con una agarradera en la parte posterior. Se utiliza para aplicar cemento, yeso, etc, en las paredes, techos, etc.

Montante: parte superior del marco de una puerta o ventana. Normalmente con un cristal fijo.

Plomada: utensilio para comprobar la verticalidad de un muro, pared, etc. Consta de un peso de plomo o hiero de forma cilíndrica o esférica unida por una cuerda a una pieza metálica o de madera, que es la que se apoya en el muro o pared.

Sargento: herramienta para apretar piezas que están encoladas, para que se mantengan unidas mientras no seca la cola.

Triscador: herramienta para triscar o lizar los dientes de una sierra.

¿Te suenan a chino? Pues hay infinidad de palabras relacionadas con el bricolaje y el mejor truco es ir conociéndolas poco a poco. Según te vayas metiendo en la materia dominarás los nombres de los utensilios y de las diferentes técnicas a la perfección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *