Cortinas de diseño por Laura Ashley


Laura Ashley nos trae sus espectaculares diseños de cortinas, ideales para conseguir más calidez e intimidad en el hogar. Ahora que la temporada otoño-invierno ha hecho acto de presencia y el ambiente está más frío que nunca, conviene sentirse cómodo, protegido y con la sensación de calor en casa. Nada mejor que conseguirla que cubriendo las ventanas con cortinas como las que te muestro en esta entrada.


Han sido hechas con una gran variedad de materiales y están disponibles en muchos colores, aunque principalmente son colores cálidos los que se ofertan. De todas formas, algunas vienen adornadas con flores y otros motivos para que no sean ni mucho menos aburridas. Lo mejor de todo es que son fáciles de integrar en cualquier espacio. Lo único que hay que hacer es visitar www.lauraashley.com e interesarse por uno o varios modelos.
SEGUIR LEYENDO «Cortinas de diseño por Laura Ashley»

Textiles frescos y decorativos


Con la llegada de un calor más intenso, decorar nuestra casa con tejidos refrescantes será fundamental si no queremos sudar la gota gorda con las altas temperaturas. Los textiles recomendados son los realizados en lino, algodón, gasa, hilo y ganchillo. Todo ellos serán los protagonistas de esta época de verano. Lo primero que vamos a hacer es darle otro aspecto a la cama, ha llegado el momento de guardar esas calurosas mantas que nos han arropado durante este invierno.

Seguramente en el fondo del armario encontrarás colchas de nylon, lino o algodón que te permitirán estar más ligero cuando la noche refresque sin que nos haga pasar calor. Mientras que las sábanas de tejidos livianos serán las preferidas durante la noche. Respecto a los estampados, tenemos muchas opciones: flores, rayas, estampados y motivos marineros que llevaran los colores de la temporada estival.

Cuando hace fresco, las alfombras son perfectas para vestir los suelos de manera cálida y elegante, pero ha llegado el momento de guardarlas en un lugar donde no molesten. Pero antes límpialas bien. Otra opción aconsejable es sustituirlas por otras más suaves fabricadas en yute, bambú o tejidos sintéticos que permiten más frescura.

Tampoco te puedes olvidar de los cojines y fundas de sofá porque permiten darle un aire nuevo, refrescante y acogedor al salón. Puedes optar por colocar fundas nuevas o cojines en telas ligeras, siempre con tonalidades frías y vivas. Si no dispones de mucho presupuesto, el tapizado de los muebles también es otra forma práctica y sencilla de darle un cambio de aires. Te recomendamos estampados con formas geométricas que te ayudarán a cambiar de aspecto de casi todo el hogar.

Pero las grandes olvidadas son las cortinas. Siempre nos han ayudado a decorar la estancia y vestir nuestras ventanas, nos proporcionan la intimidad que necesitamos y convertido la estancia en un lugar mucho más acogedor. Con el buen tiempo, es bueno que los rayos del sol entren por las ventanas, mientras que los paneles japoneses y estores nos pueden servir para evitar el exceso de luz que pueda molestar. Las cortinas siempre tienen que seguir la decoración de los otros textiles, para evitar grandes contrastes.

Cómo elegir las cortinas


Las cortinas son elementos claves en la decoración general de cualquier ambiente. Son un complemento que da mucho juego, por lo que conviene saber cómo elegir las cortinas de nuestro hogar para que conjunten con el resto de la decoración. Son ideales para vestir una ventana, crear una ambientación especial, atenuar la iluminación y crear efectos de colores.

Por ejemplo, si disponemos de un gran ventanal de puertas correderas, no caigas en el error de comprar grandes estores, ya que tendríamos problemas para su limpieza y manejo al tener demasiado peso, es preferible instalar varios estores de un máximo de un metro y medio de ancho cada uno. Decántate por los modelos plegables y elige tejidos livianos. Dan una imagen de orden y no cargan demasiado el ambiente.

Para calcular la medida de la tela que vas a comprar para la cortina, si los vas a hacer a medida. Mide el ancho y el largo de la ventana. Pero a cada medida, súmale 10 centímetros al ancho y unos 30 cm para el dobladillo inferior y para cubrir el soporte de madera. Esto es importante porque si no lo haces te quedará corta y no será elegante.

Si tus ventanas son altas y estrechas, la solución son dos cortinas con mucha caída a ambos lados, cuélgalas mediante rieles, de esta manera darás la sensación de que las cortinas están colgadas en el techo, imprimiendo un estilo mucho más visual y sofisticado a tu estancia, ideal para un salón o una habitación confortable.

Para cuartos pequeños elige cortinas en tejidos ligeros y vaporosos como el lino o el algodón. Vigila si tienes un radiador debajo de la ventana (algo bastante habitual en muchos hogares), la solución ideal sería camuflarlo con un cubreradiador, colocar los visillos hasta el término de la ventana y dos cortinas con caída hasta el suelo por ambos lados, las mismas que puedes recoger con unas bonitas abrazaderas.

Por otro lado, en ambientes modernos y vanguardistas se emplean mucho las persianas verticales, puesto que son bastante adecuadas, permitiendo graduar la luz que llega del exterior y controlar el grado de visibilidad. Las lamas de pueden ser de tela, plástico, madera o acero, elige el color que mejor combine con tu decoración.

Instalar cortinas con poco presupuesto


Es muy probable que alguna vez hayas pensado en renovar tu casa por completo. Para ello es fundamental cambiar las cortinas, aunque lamentablemente algunas veces se dispone de poco presupuesto. No sólo hay que comprar las nuevas telas que cumplirán la función de cortina, también hay que instalar los tubos donde irán colgadas. Afortunadamente, en la actualidad existen formas innovadoras y económicas para poder colgarlas.

Una opción muy interesante es la de coger varios palos de madera o ramas de árboles que veamos que son derechas y resistentes. Si están muy torcidos tendremos bastante problemas. El siguiente paso consistirá en pintarlos con un spray que se seque rápidamente. El color elegido tiene que ser el mismo que el del marco de la ventana. Luego tendremos que colocarlo en la pared y colgar la cortina. Con ello habremos logrado crear una obra de arte de lo más natural.


Otra opción es la de coger algo que tenga forma de tubo alargado para colgar las cortinas. Una pala o una escoba te puede servir. Tendrás que cortarlo e introducirlo en un tubo de PVC que puedes adquirir por poco dinero en una ferretería. Tendrás que pegar con silicona uno de los lados, ya que el otro deberá quedar al descubierto para sacar, meter y cambiar las cortinas.

Por último, algo más arriesgado, puedes optar por un palo de hockey o de golf que no estés usando. Servirá de soporte para tus cortinas y no te habrá costado ni un solo euro. Es ideal para habitaciones de niños que sean fanáticos de los deportes.

Ejemplos de cortinas clásicas


La importancia de las cortinas ha ido disminuyendo con el paso del tiempo. Antes eran elementos decorativos fundamentales para cualquier hogar, ahora han dejado paso a nuevas formas que se están imponiendo en los interiores más futuristas. El minimalismo ha terminado con la presencia de las mismas y ahora es difícil ver una cortina clásica en un hogar que se acaba de crear.


Por si todavía eres de los que piensan en este tipo de cortinas, a continuación te ofrecemos una recopilación de imágenes con algunos ejemplos que te pueden servir de idea.
SEGUIR LEYENDO «Ejemplos de cortinas clásicas»

Elegir los soportes para colocar una cortina


No sólo es muy importante elegir una cortina que quede bien con el resto de la decoración del hogar, también es súmamente importante elegir el soporte adecuado para que luego no haya problemas en su colocación. Asimismo, no hay que olvidar que hay que utilizar tacos y tornillos adaptados al tipo de pared que tengamos.

En función del diseño y del espacio, utilizaremos un sistema de fijación u otro. Los más utilizados son los siguientes:

Barras

Estas pueden ser elegidas en diferentes diámetros y longitudes. Además de soportar el peso de las cortinas con ganchos o anillas, se colocan a la vista y forman parte de un elemento decorativo más. Se pueden colgar cortinas largas que lleguen hasta el suelo o de tipo delantal. Hierro forjado, resina y madera son los elementos con los que se suelen fabricar las barras.

Portavisillos

Son varillas que se colocan sobre los marcos de la ventana. Algunos modelos se tienen que atornillar, otros se adhieren y otros se sujetan por presión. Suelen ser extensibles para adaptarse a los diferentes tamaños de las ventanas. No se necesitan pinzas ni ganchos para colgar las cortinas, simplemente se introducen por los dobladillos de los visillos. Es el sistema más utilizado para cortinas pequeñas y de poco peso.


Riel

Este es un mecanismo de PVC o metálico, con unas guías que son capaces de deslizarse con la ayuda de un cordón. Los visillos van sujetados al riel a través de los ganchos. Su apertura puede ser central o lateral. Es muy adecuado para cortinas de tipo delantal y cortinones. Pueden ser curvos.

Puerta que hace de cortina


La puerta que os mostramos en este artículo no es una puerta cualquiera. Se trata de una puerta que es capaz de hacer de cortina a la vez. Lo único malo es que deberás tener mucha altura de techo para poder colocarla, pues sus dimensiones son de 5,2 metros de alto y 1,7 metros de ancho.

Está formada por 40 secciones de madera que tienen una altura de 254 milímetros. Estas están colocadas sobre un eje con 80 rodamientos de bolas. La puerta se abre sin problemas y sin hacer mucho ruido.
SEGUIR LEYENDO «Puerta que hace de cortina»

Cómo colocar cortinas


Las cortinas dan un toque final en la decoración de cualquier hogar. Son el complemento ideal para jugar con los coles y filtrar la iluminación que pasa por las ventanas. Pero para ello es fundamental colocarlas de forma correcta, así como elegir un diseño que vaya en armonía con el resto de elementos de la estancia. Para colocar las cortinas es necesario seleccionar un buen soporte de fijación, utilizar tacos de enganche y tornillos adaptados al tipo de pared o techo.

Existen diferentes tipos de sistemas de fijación. Los más utilizados son los portavisillos, una especie de varillas que se colocan sobre los marcos de la ventana, tienen la ventaja de ser extensibles para adaptarse a las diferentes medidas y su montaje es realmente sencillo. Luego tenemos las barras que se suelen colocar a la vista y son un elemento decorativo, suelen ser de madera o metal y permiten colgar cortinas pesadas que lleguen hasta el suelo.

Cuando comiences la instalación, recuerda que si la ventana es abatible, será necesario dejar un espacio suficiente entre la barra y la parte superior para habilitar la apertura. Comprueba que la cortina no roce con el picaporte de la ventana o con algún radiador. Es importante que los puntos de fijación de las cortinas sean equidistantes con respecto a la ventana, para poder colocar la barra en una posición bien centrada.

Cortina con paneles solares


La siguiente cortina no es ninguna maravilla estéticamente. Sin embargo, tiene la virtud de contener paneles solares que le permiten conseguir energía que luego se podrá utilizar para cargar nuestros gadgets. Durante el día se encarga de captar los rayos solares y luego por la noche podemos utilizar la energía sin ningún tipo de problema ni coste.

Ming-Ching Hsueh es su diseñador.

Cortinas con paisajes


Muchas veces nos rompemos la cabeza intentando encontrar cortinas ideales para nuestro hogar. Es importante que combinen con el resto del mobiliario y la decoración y es por ello que se antoja una compra difícil en ocasiones. Hoy queremos proponerte unas cortinas que son divertidas y originales. Se trata de paisajes de lo más pintorescos que pueden dar un toque distinto a tu habitación o salón.

Las Outdoor View Curtains se pueden colocar en una ventana o en una puerta indistintamente. Nos muestran paisajes muy variados con vistas panorámicas que nos hacen dudar de si estamos en nuestra casa o en la calle. Hay muchos modelos distintos, cada uno con un estilo peculiar.

Además, cada modelo incorpora dos lienzos que forman el diseño elegido al unirlos. El precio de cada cortina es de 20,50 euros aproximadamente y las podrás comprar en www.taylorgifts.com.