Jardines verticales para la pared


Estamos acostumbrados a verlos en cada vez más ciudades. Son los jardines verticales, espacios verdes que se inspiran en el escaso lugar que hay en nuestras vertiginosas urbes para la naturaleza y optan por trepar por las fachadas, mostrando su belleza y su contemporaneidad ante los ojos admirados del viandante. Lo último en decoración es adaptar esta ingeniosa idea a los interiores, llevando los jardines verticales a las paredes de las casas, y viene de la mano de la firma Flowerbox.

Cada vez hay más fans de estos muros vegetales porque humanizan las ciudades: los espacios cobran una nueva vida gracias a la introducción de tan solo un poco de naturaleza. Sus beneficios son indudables y no sólo estéticamente: también son excelentes aislantes acústicos.

No necesitan mantenimiento

Flowerbox ha lanzado este año una versión más económica de muros vegetales para viviendas, formada por plantas preservadas que no requieren mantenimiento. Los tapices vegetales de la marca están compuestos de musgo especies que se cultivan en interior. Las plantas y flores preservadas han pasado por un proceso único de estabilización, por el cual la savia se sustituye por un producto estabilizante compuesto por glicerina (¡increíble!). Así mantienen todo su frescor y su apariencia natural. De esta manera, los muros vegetales preservados son igual de naturales que los formados plantas frescas pero cuentan con varias ventajas: no necesitan riego ni luz, no crecen (el volumen se mantiene constante ) y no les afectan el aire acondicionado, la calefacción o el humo.


Para conservarlos y asegurar su duración tienen que estar alejados de la luz directa. Además, es importante no regarlos ni limpiarlos con agua. Son paredes verdes que se elaboran a medida del cliente y hay diseños en varios modelos y para distintos espacios. En las imágenes vemos los muros vegetales de los restaurantes La Musa Latina y Edulis, ambos situados en Madrid. El precio medio de estas preciosas paredes es de 300 €/ m², sin montaje, y quienes quieran un trozo de naturaleza en su pared pueden informarse en la web de Flowerbox.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *