Suelos antideslizantes


Los suelos antideslizantes son muy importantes porque son una herramienta de seguridad preventiva en nuestro hogar. Para evitar resbalones y caídas, resulta muy oportuno colocar este tipo de suelos. En estancias como el baño o la cocina, que suelen estar en contacto con el agua, la colocación de estos pavimentos nos puede ayudar a mejorar la estabilidad de la pisada y también su movilidad.

Además, existe una gran variedad de colores y tipos de superfícies antideslizantes que harán que seguridad y decoración vayan de la mano. Para conseguir estos pavimentos, tenemos varias opciones.
La primera es fabricar piezas con relieve o acanaladuras para retener mejor el calzado y facilitar la evacuación de líquidos. En segundo lugar, podemos crear cavidades microscópicas con ayuda del láser y por último tenemos la opción de crear una capa superficial rugosa sobre el acabado final de las piezas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *