Tipos de cuarto de baño para dos personas

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

lavabo doble espejos distintos
¿Cuántos sois en casa normalmente? ¿Dos? En ese caso no creo que andes mal de espacio, porque aunque los pisos sean muy pequeños hoy en día, dos personas se pueden apañar en unos 50 o 60 metros cuadrados sin problemas si ninguno de los dos sufre el síndrome de Diógenes. Sí, es verdad que en uno de 90 se vive mejor, pero nuestros abuelos se las ingeniaban para vivir seis metidos en un piso de 70 metros cuadrados y nadie se moría.

Sea como sea, los tiempos han cambiado y ahora hay más posibilidades. Puedes modificar cualquier estancia de tu casa recurriendo a muebles funcionales y todo tipo de soluciones capaces de generar una revolución. Un caso evidente es el que se puede producir en el cuarto de baño, que siendo para dos personas tiene la capacidad de adoptar formas tan variopintas como las que te cuento a continuación.

Lavabos dobles

Que no haya peleas con el lavabo. Uno para ti y otro para la persona que vive contigo. Así nunca verás el cartel de ocupado a la hora de lavarte las manos o limpiarte los dientes. Con dos lavabos se vive mejor, y a nivel estético no deberías tener problemas para encontrar algo que encaje con tu cuarto de baño.

Si quieres más información sobre los lavabos dobles o simplemente ver más imágenes que te sirvan de inspiración, te recomiendo echar un vistazo al artículo que publicamos el año pasado.

lavabo doble

Lavabos dobles separados

Dobles, sí, pero despegados. Si no quieres que las gotas que salpica el lavabo de tu compañero vayan a parar al tuyo, siempre puedes optar por esta opción, que sin duda alguna es más individualista. De esta forma ganarás en comodidad, porque si están pegados hay menos espacio.

lavabo para dos personas con espejos separados

Lavabos contrapuestos

Comparten encimera, pero viven en posiciones totalmente contrapuestas. Es un tipo de cuarto de baño que no se suele ver mucho, entre otras cosas porque necesitas bastante espacio. Para hacernos una idea, es como colocar una isla en la cocina. La división es total y el resultado estético es precioso.

isla bano

Muebles separados

Volviendo al apartado de los lavabos dobles separados, se podría decir que es ir un paso más allá. Tú tienes tu mueble y la otra persona tiene el suyo. De esta forma no es necesario compartir cajones en los que almacenar cosméticos, perfumes o utensilios. Eso te da un plus de intimidad que en ocasiones se agradece.

lavabos muebles separados

Grifos independientes

Esta opción es la que se da en un lavabo alargado que justo debajo tiene un mueble a compartir. Lo único que va por separado son los grifos, que sin embargo comparten espacio y desagüe. Puedes colocar dos espejos separados para delimitar las zonas o puedes utilizar uno rectangular o redondo que os pueda servir a los dos. Esta última opción es la mejor desde un punto de vista estético en mi humilde opinión, y si tuviera que decantarme por un espejo rectangular o redondo me quedaría con uno rectangular. Más que nada por un tema de comodidad, porque con uno redondo es probable que haya peleas a la hora de maquillarse, afeitarse o dedicarse piropos inventados por narcisistas.

lavabo comparte pica y mueble

Artículo recomendado: Cuartos de baño de estilo nórdico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *