Tipos de vajilla


Las vajillas son imprescindibles en cualquier hogar. Aunque hayan perdido importancia con el paso de los años, nadie puede resistirse a tener como mínimo una en casa. Estas están formadas por un grupo de platos, bowls y tazas que te harán la vida más fácil en la cocina para que puedas disfrutar de la comida y la bebida en la estancia que tú quieras.

Composición

– Los platos tendidos son aquellos que nos servirán tanto para los entrantes como para los segundos. Los de los entrantes suelen ser más pequeños que los de los segundos.

– Los platos hondos son ideales para sopas, consomés, cremas o caldos. Existe una variante de platos hondos que tienen forma de cuenco y que también pueden cumplir muy bien con su cometido.

– Los platos para postres son como los tendidos pero mucho más pequeños. Son los que se utilizan para los pasteles, los helados, las gelatinas o los flanes.

Lo que está muy claro es que todos los platos tienen que seguir el mismo patrón, todos tienen que ser de la misma vajilla. Coger platos de vajillas distintas para una comida da muy mala imagen.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *