Trucos para una cama de revista

cama-revista
Las ves en las revistas e incluso en los hoteles cuando vas de vacaciones y piensas: ¿por qué mi cama no queda tan bien? En Decorablog queremos desvelarte el misterio y por eso hemos recopilado algunas consejos que te ayudarán a conseguir una cama con nota.

¿El truco? Las capas. En otras palabras, vestir la cama con varias capas de ropa. Aunque también hay que tener en cuenta algunos otros trucos para una cama de revista. Si quieres descubrirlos, coge lápiz y papel y toma nota. ¡Empieza la lección!

Viste la cama con varias capas de ropa

Si te fijas bien, en las revistas y en los hoteles las camas lucen varias capas de ropa que están dispuestas de una forma muy especial. En realidad, puedes escoger distintas opciones en función del efecto que deseas transmitir.

hacer-la-cama
Si lo tuyo es el orden y buscas una sensación de equilibrio estético, entonces opta por una composición simétrica. Además del nórdico o de colcha, dependiendo de lo que prefieras, no olvides colocar un grupo de cojines dispuestos de mayor a menor. Es decir, en forma de pirámide. Lo ideal es colocar los diseños lisos y sencillos al fondo y dejar los más decorativos al principio, ya que lucirán mucho más. También puedes añadir un plaid a los pies de tu cama.

Pero si tanta perfección no va contigo y prefieres crear un efecto más informal y apetecible, prueba a colocar un número impar de cojines para romper así con el equilibrio estético. No olvides añadir un plaid o incluso varios que puede estar ligeramente doblado o enrollado para crear esa sensación de look informal, pero bonito.

cama-cojines

Mezcla estampados

Otra buena idea que deberías copiar de las revistas es mezclar prints. Los interioristas no tienen miedo de combinar ropa de cama con distintos diseños. Así que haz lo mismo. Pero si quieres acertar, una buena idea para integrar los distintos estampados de tus cojines, plaids, nórdicos y demás es asegurarte de que comparten algún color que sirva de unión entre ellos. De esta forma, todos los estampados estarán perfectamente integrados en el ambiente y la sensación que transmitirá será de un bonito equilibrio estético y armonía visual.

Al mezclar estampados, puedes optar por diseños que sigan la misma temática o bien mezclar. Por ejemplo, que todos los estampados sean flores o algunos prints sean geométricos y otros floreados. Lo importante es que tengan uno o varios colores similares.

Combina texturas

Otro detalle importante que suele pasar desapercibido son las texturas. Hablamos, naturalmente, de la mezcla de materiales y tejidos. Algo de vital importancia en el dormitorio ya que se busca la comodidad.

En ropa de cama existen infinidad de tejidos que son súper decorativos y son un plus de confort en el dormitorio. Por eso no debemos olvidarnos de ellos. Prueba combinando fibra tradicionales como el algodón, con otras que aporten texturas como el ratán, el mimbre o el lino. Puedes incorporar estas fibras a través de tus cojines y alfombras para crear así contrastes súper llamativos. Puedes añadir también alguna alfombra con borlas, cojines de pelo o de crochet. Y para integrar todas estas texturas, asegúrate de que los textiles tienen algún color en común.

dormitorio-rustico

No olvides los pequeños detalles

Los detalles, aunque sutiles, marcan notablemente la diferencia. Por eso tampoco deben faltar en tu cama. Fíjate bien en las revistas de decoración y en los hoteles, tanto la cama como el espacio que rodea a este mueble lucen detalles que hacen especial a la decoración. Por ejemplo, un piecero a los pies de la cama o un cubre canapés que oculte las patas de tu cama.

Artículo recomendado: Dormitorio relajante para dormir más y mejor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *