Ventajas de instalar una lavadora integrable en la cocina

cocina-de-madera-con-isla

La elección de los electrodomésticos es importante en el hogar puesto que estos dispositivos hacen que la realización de distintas tareas sea una experiencia más cómoda en la rutina del hogar. Estos dispositivos no solo tienen un componente funcional en función de su objetivo, sino también estético si te fijas en un diseño con unas características propias. Una de las propuestas de lavadora que pone el acento, precisamente, en la imagen es aquella que tiene un formato integrable en esta estancia de la casa.

Existen distintos tipos de formatos de lavadoras y la elección de un diseño u otro depende de distintas cuestiones, por ejemplo, el espacio disponible en la cocina o, también, las necesidades familiares. Pero una de las tendencias actuales es aquella que da un mayor protagonismo a una lavadora de estas características.

Diseño y funcionalidad

cocina-de-color-blanco-con-isla

Al elegir un modelo de lavadora puedes seleccionar un diseño de carga superior que se ajusta a espacios pequeños, o un electrodoméstico de carga frontal que es el tipo de diseño que tiene una oferta integrable como la que describimos en este artículo en Decorablog.

La principal ventaja de este tipo de propuesta es que logra unificar de forma perfecta dos conceptos tan importantes como la practicidad, ya que podrás utilizar el electrodoméstico en el momento en el que necesites poner una próxima colada pero, al mismo tiempo, esta idea cuida la estética integral de la cocina.

Decoración uniforme en la cocina

cocina-blanca-y-gris

Este tipo de lavadora se diferencia, principalmente, por su proceso de instalación. En una primera impresión, este electrodoméstico armoniza perfectamente con el conjunto del mobiliario elegido para crear un espacio de almacenaje en esta estancia. La primera impresión de este diseño es la de un mueble que combina perfectamente con el conjunto del lugar. El electrodoméstico está ahí y ocupa una posición sobre la superficie del plano de esta parte de la vivienda, pero no tiene la visibilidad de otros detalles que sí se perciben a simple vista en el lugar.

Otra de las tendencias de decoración en casas grandes es contar con un cuarto especialmente dedicado a la realización de las tareas del lavado y planchado de la ropa. Una estancia perfectamente equipada para atender estas rutinas en un entorno cómodo y preparado para ello. Pero esta posible propuesta no es viable en todas las viviendas. Cuando la gestión del espacio se convierte en una prioridad, ante la que conviene descartar la propuesta de tener esta zona de lavado y planchado independiente, existen otras alternativas que puedes tener en cuenta. Y una de ellas es una lavadora integrable que por sus características añade armonía y orden a la cocina.

Orden y armonía en la cocina

cocina-con-electrodomesticos

Cuando eliges una lavadora no solo puedes fijarte en cuál es la capacidad de carga que admite, sino también en el componente estético. La decisión de elegir una lavadora integrable también puede tomarse en función del contexto en el que estará situada en la vivienda.

Esta es una elección frecuente cuando la cocina es el lugar en el que situar este electrodoméstico que, a simple vista y en una primera impresión, no parece un electrodoméstico sino un mueble que está perfectamente alineado en color y diseño con la decoración de esta parte de la casa. Este tipo de lavadora se sitúa debajo de la encimera. Una posición en la que resulta imposible situar una lavadora de carga superior que por su propio formato necesita poder abrirse por esta parte para introducir la ropa al poner una nueva colada.

La elección de un modelo de estas características añade una nueva estética en esta estancia por su innovación desde el punto de vista del diseño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.