Ventajas e inconvenientes de comprar en IKEA

IKEA
A estas alturas de la película creo que no es necesario decir que IKEA es una de las empresas más poderosas del mundo. La multinacional sueca no deja de crecer y por el camino se está llevando a muchos negocios que no pueden ofrecer la misma relación calidad-precio.

Son muchos los motivos por los que merece la pena comprar en IKEA, aunque también existen una serie de inconvenientes que hay que valorar. De todo ello te hablo en este artículo, que espero que te sea de utilidad. Si quieres añadir más ventajas e inconvenientes, el apartado de comentarios es todo tuyo.

Ventajas de IKEA

Precio asequible: Hay que reconocer que el principal motivo por el que vamos a comprar a IKEA es por el precio. Como son ellos los que se encargan de fabricar los productos, pueden ofrecer unas tarifas increíbles. Es lo que tiene eliminar intermediarios y no depender ni siquiera de China.

Calidad aceptable: Precisamente por esto último que acabo de comentar, lo de China, en IKEA no verás muebles de pésima calidad. Eso es algo que sí sucede en otras tiendas que importan productos desde el gigante asiático sin poder controlar el estado en el que llegan.

Entrega al momento: Otra de las cosas que juega a favor de IKEA es el hecho de que los muebles te los llevas al momento, a menos que hayas decidido contratar el servicio de transportes. En otras tiendas de mobiliario te suelen decir que no tendrán los muebles hasta dentro un mes, dos meses o tres meses. ¿Por qué? Porque los solicitan a fábrica bajo pedido, y a veces incluso llegan de China, con la pérdida de tiempo que eso supone.

IKEA-almacen
Versatilidad: Los muebles de IKEA no solo son preciados por cómo son, sino por las posibilidades que nos ofrecen a la hora de añadir o quitar complementos. Lo podemos ver en series como la de los armarios o la de las composiciones de salón.

Variedad de estilos: IKEA es consciente de que recibe visitas de clientes de todas las edades. Eso significa que todavía no se han olvidado del estilo clásico, que todavía sobrevive para no dejar fuera a ciertas personas. Eso sí, el estilo que predomina es el nórdico, que por algo son suecos.

Renovación constante: IKEA trabaja con diseñadores de todo el planeta para lanzar nuevas colecciones de forma constante. Renuevan poco determinados productos que les funcionan, como es el caso de las míticas estanterías BILLY, pero se esfuerzan por renovar su catálogo a lo largo del año.

IKEA-salon
Atención al cliente: Si hay algo que no está bien o no te convence, no tendrás problemas para devolverlo. En IKEA no te pondrán pegas y te atenderán muy bien. Hasta hace dos años el número de atención al cliente era un 902, algo difícil de creer en una empresa de semejante categoría y que por suerte ha cambiado.

Restaurante en las tiendas: ¿Te has liado y se te ha hecho tarde? No pasa nada. En IKEA no tienes que salir para ir a casa o buscar un restaurante, ya que en sus tiendas siempre hay uno. Lo mejor de todo es que los precios son muy competitivos y la variedad de platos no está nada mal.

Inconvenientes de IKEA

El formato de sus tiendas: Esto es algo que afortunadamente está empezando a cambiar. La gente se queja del formato tipo laberinto de sus tiendas, que te obliga a pasar por todas las secciones hasta llegar a la zona de cajas siguiendo la flecha. Solo hay unos cuantos atajos que no están muy bien indicados, aunque como digo eso es algo que está cambiando. Lo pude comprobar de primera mano en IKEA Montigalà (Badalona), donde los pasillos son más amplios y queda claro que puedes ir a las secciones que más te interesan utilizando atajos que no están escondidos.

Diseños algo sobrios: IKEA diseña para el gran público y no se la juega demasiado. Fabrica productos que saben que se van a vender a gran escala y eso hace que en ocasiones se echen de menos diseños más arriesgados. Tal vez por ello las tiendas online más especializadas en decoración (y no tanto en muebles) sobreviven con unos datos de ventas que ya querría tener IKEA proporcionalmente.

ikea-basico
Restricciones de material y color: Cuando vas a comprarte un mueble puede pasar que el material o el color que has visto en IKEA no es como el de otros muebles que ya tienes en casa. En ese caso tendrás que recurrir al típico comercio que vende muebles y tiene decenas de catálogos con muestras de materiales y colores que se pueden pedir bajo demanda, ya que en IKEA hay lo que hay y no suelen dar la opción de pedir algo especial a la carta.

Los elevados gastos de envío: Les ha costado mucho empezar a vender online y de momento lo están haciendo con unas condiciones pésimas porque los gastos de envío son desproporcionados. La cuantía a pagar depende de dónde te encuentres, pero creo que la cosa es preocupante vivas donde vivas, ya que yo tengo un IKEA al lado y me cobran 49 euros por el transporte aunque pida algo que pesa medio kilo. Es una burrada que les impide competir en la venta online, pero estoy convencido de que todo tiene una explicación. Por ahora me temo que prefieren que vayas a sus tiendas para que acabes picando, ya que desde casa no es tan fácil picar con productos que no tenías en mente comprar.

IKEA-shop-online
El servicio de montaje: Por una mala experiencia, y por otras que he ido escuchando, no puedo recomendar su servicio de montaje. Subcontratan a empresas que revientan precios y eso hace que la mayoría de las personas que vienen a tu casa a montar muebles lo haga a desgana y con poca preparación. En mi caso destrozaron el techo a base de golpes y montaron un mueble con una pieza del revés, así que hay que tener cuidado y pensárselo dos veces. No hay que olvidar que el modelo de negocio de IKEA contempla que seas tú quien monte los muebles siguiendo las instrucciones que vienen en cada paquete.

Artículo recomendado: 10 curiosidades sobre IKEA que tal vez desconocías

1 comentario

  1. Ikea es mi tienda favorita, conoci la tienda en los 90 y desde entonces siempre voy cuándo quiero hacer cambios, aún conservo artículos que fueron descontinuados años atrás y que algunas personas venden en internet, otra muy positiva de la tienda es que hay para todos los gustos y bolsillos, en lo que si debo decir es que debería y más atono con las épocas del año, y de cada país, en estos días no vi nada en Ikea a las fiesta de independencia de EUU 4 de Julio, hay muchas personas aquí como en otros países que buscamos estás ocasiones para hacer algunos pequeños cambios por esos dias, así como son en las estaciones del año, tampoco vi nada durante el mes de Junio referente al mes del orgullo gay, algo extraño pues Ikea tiene muchísimos clientes de la comunidad LGBTI, bueno esto es mi pequeño aporte para mejoras de esa compañía a la que muchos estamos agradecidos porque están.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *