Árbol-perchero: hazlo tú mismo

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Con la crisis, muchos de nosotros hemos empezado a echar mano de la imaginación para decorar nuestras casas con el mínimo gasto. En lugar de tanto comprar y tirar como estábamos acostumbrados, ahora lo que se lleva es reciclar y renovar. Así que las casas actuales gozan de una originalidad que hace tiempo que no conocíamos, gracias a soluciones tan prácticas como la que os muestro en este post.

Se trata de convertir una pared que no se utilice para nada en un perchero, práctico y decorativo a la vez. Es muy fácil, requiere una inversión mínima y además es divertido. ¡Manos a la obra!

Enmascarar con periódicos y cinta


Este decorativo árbol nos permitirá tener a mano los bolsos y los complementos, además de dar un toque muy primaveral a los ambientes. También es una buena solución para habitaciones infantiles, con perchas donde colgar las mochilas, las bolsas de la merienda, los babys… Una vez hayamos escogido una pared adecuada (procurad que sea luminosa para que el trabajo luzca como se merece), empezaremos trazando la silueta del árbol con un lápiz blando. Después hay que dedicar un rato a enmascarar con paciencia la zona de alrededor, para que no se manche con la pintura.

Pintura con pistola


Si pintáis el árbol con una pistola eléctrica, tardaréis menos y además el resultado será muy regular y liso. En este caso, la pared de fondo es de un color gris muy claro con un toque de verde y el árbol es de color marrón claro (ocre tostado). También podéis rellenar la silueta con brocha y rodillo, si no tenéis pistola de pintar. Las mejores pinturas para este trabajo son las plásticas, aunque las acrílicas también resultan bien.

Percheros y vinilos para adornar


Cuando el árbol esté seco, ya solo queda retirar el papel y la cinta y retocar los contornos con un pincel si la pintura ha rebasado algún rincón. Por último, señalad con un lápiz el lugar donde fijaréis los ganchos o percheros y taladradlos con una broca de widia (para ladrillo, hormigón…). Antes de atornillar las piezas hay que meter tacos de expansión del diámetro adecuado. Nosotros hemos decorado nuestro árbol con unos vinilos decorativos en forma de hojas y de pájaros, pero también podéis pintar los motivos o incluso pegar hojas auténticas, que hayáis secado previamente en un libro.

Herramientas e imágenes:
Bosch Bricolaje.

2 comentarios

  1. Hola me parece genial y super creativa la idea del arbol..una consulta podria pintar el arbol directamene en la pared en lugar d enmascararlo???yo tengo la pared en color bermellon que color me recomiendas para pintar el arbol??

  2. Hola Débora,
    Pues claro que puedes pintarlo directamente, basta con que lo dibujes con un lápiz blando sin apretar mucho.
    El bermellón puede combinar bien con un tono entre beige y marrón claro, con hojas en dos tonos de verde musgo.
    Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *