Papel pintado para la habitación de los niños

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+1

papel pintado estrellas
Las habitaciones infantiles permiten un montón de posibilidades decorativas. Hoy vamos a ver cómo podemos vestir sus paredes con papel pintado, una tendencia que hace unos años quedó relegada al olvido porque parecía ser algo pasado y anticuado pero que ha cobrado mucha fuerza ya que sus diseños se han renovado y adaptado a todo tipo de estancias. El dormitorio de un niño es un lugar muy apropiado donde ponerlo, ya que podemos jugar con estampados muy divertidos para los más pequeños de la casa. ¿Me acompañas y descubrimos algunas ideas?

Renovar la habitación

Si tu idea es redecorar y darle un nuevo aire a la habitación de tu niño el papel pintado es una excelente opción. Con poquita inversión conseguirás una renovada imagen para este cuarto ya que puedes jugar con un montón de dibujos, estampados, motivos y colores que llenen de alegría el dormitorio. Puedes ponerlo en una pared solamente o en todas, a mí me gusta más el efecto de hacerlo en una de ellas para no saturar tanto el espacio ni que nos cansemos antes de tiempo, le da un toque especial más discreto. Todo depende del diseño escogido, también.

¿Qué motivo elegir?

El diseño del papel pintado para la habitación de los niños puede ser muy diverso. Los más colocados son aquellos con animales, letras, con nubes, con flores, con topos, lunas, a rallas, de estrellas, estilo cómic, con alguna figura geométrica como estos de rombos tan preciosos… ¡Lo que se te ocurra! Hay muchísimas alternativas…

papel pintado rombos

Los colores

Para una habitación infantil los colores más utilizados son los tonos pastel, neutros, esas tonalidades que invitan a la relajación y al descanso del pequeño. Puedes utilizar motivos en color rosa clarito, en verdes, grises, azules… Que combinarán muy bien con el resto del mobiliario que coloques en esta estancia.

Papel pintado de nubes

Junto con el de estrellas que encabeza la imagen de este artículo, el papel pintado de nubes es otro de mis favoritos. Me resulta evocador y elegante, pues invita a soñar y es genial para la habitación de un niño.

Una decoración que se adapta al crecimiento del niño

El papel pintado permite que la decoración del dormitorio del niño pueda ir cambiando según el pequeño va creciendo. No será lo mismo cuando sea bebé, que podemos elegir un diseño más infantil y suave, que cuando tenga más edad, que seguramente le gustarán figuras más llamativas y colores más vivos. Por eso, la versatilidad de esta decoración hace posible que puedas ir cambiando el papel conforme van cambiando, también, los gustos del habitante de este cuarto. Lo importante es que en cada fase de su vida sienta este lugar como suyo y se encuentre a gusto.

papel pintado verde

Las ventajas de utilizar papel pintado en estas habitaciones

Como te comentaba antes, una de las principales ventajas de apostar por el papel pintado en el dormitorio infantil es que lo puedes ir cambiando según crezca el niño, modificando los diseños en función de sus gustos o aficiones, poniendo motivos de su personaje de dibujos favorito, por ejemplo, y pasar a otro diseño más juvenil conforme vaya creciendo. Además, el papel pintado se puede limpiar cómodamente y sirve para personalizar al máximo la estancia. Es resistente y te ayudará a camuflar algún desperfecto que tenga la pared, por lo que puede ser una buena opción si quieres renovar la habitación sin gastarte mucho dinero. No es tan complicado de poner como se piensa, aunque ante la duda los profesionales del gremio lo harán perfectamente y te evitarás agobio por cómo pegarlo y la posible aparición de las temidas burbujas.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *