Renovar los muebles con tiradores vintage

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Ya he visto que os encantan los muebles envejecidos, como los que os mostraba en el post publicado hace unos días. Envejecer un mueble, como pudimos comprobar entonces, no es complicado; basta con aplicar una serie de pasos y técnicas, y tener un poco de estilo y buen gusto.

Además de estos pasos, saber escoger los accesorios para terminar de dar el broche final a nuestros muebles es fundamental. Los tiradores son un elemento que puede dar la vuelta a cualquier mueble, transformándolo de forma increíble. Hoy día, los tiradores vintage causan furor.

De cristal tallado


Para encontrar este tipo de tiradores hay varias opciones. Lo más atractivo, por supuesto, es reciclar modelos viejos; hoy día están más de moda que nunca. ¿Recordáis aquellos tiradores de cristal o plástico tallado de las cómodas de los años 50 y 60? Si en su momento fueron desechados por “horteras” u “horrorosos”, hoy día son objeto de deseo para cualquier interiorista. Los que veis enesta imagen son de vidrio acrílico y de imitación, pero dan el pego… Y los de colores también quedan preciosos. Encontraréis buenas reproducciones en muchos centros de bricolaje.

Porcelana envejecida


Los tiradores de porcelana envejecida también son súper bonitos. Si no los encontráis o son demasiado caros para vuestro presupuesto, podéis imitarlos de forma sencilla. Basta con acudir a una tienda de manualidades y comprar unos tiradores redondos de madera, así como unas pinturas cerámicas. Solo tendréis que teñir la madera de color oscuro y luego pintar los tiradores. Hay que aplicar varias manos de pintura, lijando entre mano y mano con lija nº 600. Al final, lijad un poco más fuerte por algunas zonas (con lija nº 180) para revelar la madera oscura de la base. Los tiradores con formas de flores, pájaros, etc. también quedan preciosos con esta técnica, y podéis usar pinturas acrílicas mate y pátinas de envejecer para conseguir distintos resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *