5 errores frecuentes en la decoración del dormitorio

dormitorio-en-gris
El dormitorio, sinónimo de descanso por excelencia, es uno de los lugares más importantes del hogar. Es posible cometer errores de decoración que afectan no solo a la estética final de ese lugar, sino también, al disfrute de esta estancia en la rutina cotidiana. ¿Cuáles son los fallos de decoración que conviene evitar?

1. Efecto de decoración recargada

No siempre es fácil seleccionar los detalles decorativos más importantes de un lugar ya que también existen elementos emocionales que tienen algún tipo de vinculación con la propia vida. Cada detalle en la decoración debe tener una razón de ser por sí misma, pero también con el contexto. De este modo, es posible observar la vinculación constante entre el dormitorio integral y cada detalle en particular.

Una habitación recargada resulta caótica y, además, limita de forma considerable el espacio real de la zona. Esta saturación del espacio también repercute de manera negativa en el orden. Y la imagen visual del espacio exterior influye en el estado de ánimo interno.

2. No aprovechar el espacio

habitacion-grande

El dormitorio no solo es un buen lugar para el descanso, también es un entorno adecuado para crear zonas diferenciadas que mantienen su propia independencia dentro del lugar. Por ejemplo, este puede ser un lugar propicio para ubicar una zona de trabajo o de estudio. El proyecto decorativo tiene que dar una respuesta objetiva y realista a las distintas necesidades planteadas en este escenario.

La zona del vestidor es otro lugar destacado del dormitorio. Es posible cometer el error de no hacer un reparto equitativo del espacio.

3. Falta de un estilo coherente

La tendencia elegida para decorar el dormitorio puede romper la línea argumental de la casa convirtiéndose en una secencia aparte. También puede darse esta falta de coherencia porque el dormitorio no se ajusta al protagonista en edad y personalidad.

El estilo también puede mostrar algún tipo de incoherencia si los elementos de interiorismo no están alineados con el propósito principal del mismo en esta zona de confort y relax.

4. Descuidar el proyecto de iluminación

dormitorio-verde

La luz no es un aspecto secundario en el dormitorio sino prioritario. Es importante crear puntos de luz más allá de la lámpara principal del techo. La luz no solo te ayudará a tener una ambientación adecuada en este lugar, sino también a disfrutar de este recurso como un bien preciado.

Por ejemplo, una lámpara en la mesita de noche es una opción habitual. Puedes elegir un modelo que permita direccionar la luz hacia el foco deseado en función del momento. Este es un ejemplo de cómo un modelo de este tipo no es secundario sino práctico y necesario.

5. Descuidar la importancia de un buen colchón

ropa-de-cama

La esencia principal del dormitorio es el descanso. Por tanto, tanto la elección del tono de las paredes de la habitación (conviene dar mayor protagonismo a los tonos claros), como la colocación de la cama (teniendo cuidado de no situarla en medio de la corriente entre la ventana y la puerta), así como los detalles de iluminación natural y artificial, están orientados a garantizar un sueño reparador y feliz.

Sin embargo, el elemento más importante para la promoción de la salud a través de un agradable descanso es el colchón. Un error habitual es descuidar este punto al posponer la renovación del producto más allá del plazo recomendado. Además, el tamaño de la cama también debe ser proporcional al espacio disponible en esa estancia.

La estética de un lugar nunca debe estar por encima de su practicidad porque el objetivo principal de una casa es vivirla de verdad en la rutina, por tanto, que sea muy cómoda y funcional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *