Decora las paredes con Flowerbox


Flowerbox es un concepto que prentede combinar la decoración y la floristería, con una estética vanguardista. Esta novedosa iniciativa de decoración ha adaptado el concepto de jardín vertical a los interiores de las casas: desafiando la gravedad, ha creado varias gamas de soportes que se colocan tanto en paredes como estanterías, o colgados de balcones y terrazas. Versátiles y alegres, los soportes están realizados en varios materiales (cartón impermeabilizado, cerámica, acero, lona) con un amplio abanico de colores. Además, disponen de una larga lista de mini-plantas y flores naturales, para componer cualquier tipo de cuadro vegetal que nos pueda interesar.

Nacida en Francia y con tiendas a ambos lados del Atlántico, la marca Flowerbox llegó a España en diciembre de 200y. La marca cuenta con secciones y apartados en distintas floristerías de la península, y por supuesto, nos ofrece la posibilidad de comprar a través de su web.
SEGUIR LEYENDO «Decora las paredes con Flowerbox»

Jardines verticales para la pared


Estamos acostumbrados a verlos en cada vez más ciudades. Son los jardines verticales, espacios verdes que se inspiran en el escaso lugar que hay en nuestras vertiginosas urbes para la naturaleza y optan por trepar por las fachadas, mostrando su belleza y su contemporaneidad ante los ojos admirados del viandante. Lo último en decoración es adaptar esta ingeniosa idea a los interiores, llevando los jardines verticales a las paredes de las casas, y viene de la mano de la firma Flowerbox.

Cada vez hay más fans de estos muros vegetales porque humanizan las ciudades: los espacios cobran una nueva vida gracias a la introducción de tan solo un poco de naturaleza. Sus beneficios son indudables y no sólo estéticamente: también son excelentes aislantes acústicos.
SEGUIR LEYENDO «Jardines verticales para la pared»

Consejos para decorar con flores


Las flores son uno de los elementos que mejor nos ayudan a completar la decoración de cualquier estancia o de cualquier rincón, ya sea de manera permanente o para alguna ocasión especial. Puedes utilizar macetas, jarrones o cualquier otro recipiente para darle un toque más original, el único límite es el que puedas alcanzar con tu imaginación.

A continuación te daré unos cuantos consejos para decorar la casa con flores:
SEGUIR LEYENDO «Consejos para decorar con flores»

Floreros con forma de cabeza


Sin duda una forma divertida de personalizar los floreros es que tengan forma de cabeza y que las plantas hagan de pelo como si se tratara de un peinado vegetal. Siempre que tenemos ocasión os traemos nuevas ideas en decoración de flores. El resultado del diseño es un sistema que puede alimentar a las plantas y hacerlas crecer en el exterior de la peluca de apoyo. ¿Te gustaría tener una en tu hogar o en el jardín?
SEGUIR LEYENDO «Floreros con forma de cabeza»

Decoración con flores naturales


Las flores naturales representan la amistad, el cariño o el amor, por eso siempre son las elegidas cuando queremos hacer un regalo a alguien a quien queremos expresar alguno de esos sentimientos. Son también muy elegantes y sutiles, así que se convierten en un elemento imprescindible en la decoración del hogar, donde tiene cabida en diferentes estancias ya que no solo le dan frescura al ambiente sino que también lo perfuma.

Hay una gran variedad de flores para que puedas elegir las que mejor van contigo o con la decoración que tienes, aunque las más utilizadas para decorar los hogares son las margaritas, rosas, girasoles, azucenas, crisantemos, tulipanes, orquídeas… Mucho donde elegir y que puedes integrarlas perfectamente con los colores que tengas en tu decoración. Te daré unos consejos para que puedas decorar con flores naturales:
SEGUIR LEYENDO «Decoración con flores naturales»

Decorar con plantas


Dicen que hablar a las plantas las pone bonitas pero este gesto de cariño es recíproco porque las plantas también nos aportan muchas cosas a nosotros. Una casa con plantas es beneficiosa en dos sentidos: por un lado estético porque hay miles de especies y seguro que encuentras una que se adapta a un rincón de tu casa, y por otro lado son buenas para la salud porque reducen el estrés y disminuyen el dióxido de carbono lo que le vendrá muy bien a personas con problemas respiratorios. Además, las plantas reducen la formación de polvo y aumentan el rendimiento. ¿A qué esperas para poner unas plantas en tu casa?

No se trata de llenar la casa como si fuera una jungla, todo en exceso puede llevar a un espacio muy recargado, pero una serie de plantas colocadas estratégicamente por la casa pueden ser la solución a muchos problemas decorativos. Ya en las técnicas orientales del Feng Shui daban mucha importancia a estos elementos.

Para decorar con plantas es muy importante que tengas en cuenta que necesitarás plantas de interior, a menos que tengas una terraza. Por eso debes seleccionar plantas que se adapten a las condiciones de luz, humedad y temperatura de la habitación donde las vayas a colocar. En un rincón con poca luz irán muy bien unos helechos porque además son muy vistosos y conseguirás que un sitio muerto gane protagonismo. Otra planta muy agradecida son los cactus. Hay muchas variedades y, dicen, también dan buena suerte.

Ten cuidado de no poner plantas al lado de los radiadores ni al lado de puertas donde haya corriente ya que las condiciones las pueden estropear, tampoco cambies una misma planta de sitio a otro muy diferente porque a lo mejor no se adapta al cambio.

Una vez que hayas hecho un estudio de las condiciones de tu casa ya puedes elegir las plantas, ahí ya entra en juego tu gusto estético. Por ejemplo para el salón iría bien una planta grande con personalidad como un ficus y para la cocina unas plantas alegres como geranios. La gama de verdes y los colores de las flores te proporcionan una selección casi ilimitada, date una vuelta por un vivero y descubre plantas que no conocías, seguro que te sorprendes. ¡Ah! Y no te olvides de elegir un buen macetero, es fundamental que escojas uno que se adapte al estilo que quieres conseguir en casa.

Arreglo floral decorativo con hojas secas


Una original forma de hacer un centro de mesa es preparar un arreglo floral con flores secas. Lo primero que necesitarás son las flores secas, las puedes comprar o secarlas con alguna técnica. Luego necesitarás elegir un recipiente donde colocarlas, deberás tener en cuenta tus gustos, espacio disponible y estilo decorativo. Cualquier jarrón de cristal, cesta de mimbre, cuenco de madera, salsera metálica o maceta de barro será apropiado para colocar tus flores. Otro consejo es llevar el florero con espuma verde que venden en las floristerías, donde pincharás sobre ella los tallos. Si el recipiente es traslúcido puedes colocar piedras decorativas dentro del jarrón.

Luego ya nos ponemos a preparar el arreglo floral, necesitarás unas tijeras de podar, alambres, así como el recipiente elegido para introducir las flores secas. Decide qué tipo de arreglo floral vas a realizar: triangular, redondo, ovalado o en escalera. Sigue algún esquema de colores sencillos: arreglos anaranjados, verdes, amarillos, blancos… o la combinación de algunos, pero es mejor no mezclar muchos colores.

Por otro lado, evita utilizar demasiadas flores dominantes, que visualmente destaquen demasiado y reduzcan la visibilidad o el espacio de la estancia. Te recomendamos emplear material de relleno como líquenes o hojas verdes que son menos llamativos y deja las flores dominantes para el centro del arreglo, dándoles el protagonismo que se merecen.

Luego coloca las flores más pequeñas en la zona alta del arreglo y las más grandes en las partes inferiores o laterales, siempre intentando seguir una forma en su conjunto. También es importante que el arreglo tenga una proporción correcta en relación con el recipiente o base del mismo.

Comienza introduciendo las especies más grandes, como los helechos, hojas amplias o las flores más sobresalientes, y ve rellenando los huecos con las medianas y por último las pequeñas. Recuerda mantener las proporciones: no pongas en un lado las flores más grandes y en el otro las pequeñas, busca una cierta simetría en la composición.

En caso necesario, utiliza el alambre para dar rigidez a aquellas ramas finas que no se sostienen por sí mismas, así conseguirás mantener el ramo en perfectas condiciones por más tiempo. Por último, da rienda suelta a tu imaginación y recurre a otros recursos naturales como piñas, cocos, conchas, maderas, vainas, velas…que le den originalidad al arreglo floral.

Preparar el transporte de plantas


Las plantas le sientan muy bien a tu hogar, eso es algo que ya te hemos demostrado sobradamente aquí. Sin embargo, tienes que cuidar mucho su transporte para que cuando lleguen a casa no estén destrozadas o dañadas. Si vas a llevarlas en el coche, conviene que pongas en práctica algunas precauciones.

Si las plantas van en macetas pequeñas, lo mejor es agruparlas dentro de una caja de cartón, separarlas con papeles gruesas y estabilizarlas para que no se muevan de un lado para el otro. El maletero suele ser el lugar idóneo para colocarlas, nunca en la bandeja del coche porque ahí se pueden caer con un simple frenazo o acelerón. Por si fuera poco, también sufren el peligro de recibir sol y calor en exceso.

Las macetas de grandes dimensiones tienen que embalarse por completo con cartón y papel. Además, hay que proteger las plantas con una bolsa de plástico unida al tronco. Aunque el follaje se apelmace, no se estropeará tanto que si la llevamos sin embalar. En ese caso, como probablemente no nos cabrá en el maletero, lo mejor será llevarla en el asiento del copiloto en una posición fija para evitar que el sustrato de la maceta se vaya perdiendo.

La sequedad ambiental mata a las plantas


Uno de los problemas más comunes en todos los hogares es la sequedad ambiental que provocan los radiadores, principales enemigos de las plantas de interior en las pueden aparecer manchas, habitualmente de color marrón claro. Algunas especies directamente pasan a la caída temprana de las hojas.

El uso de la calefacción en invierno reseca el ambiente y puede perjudicar a la vegetación.

¿Las plantas se nos están muriendo? No te preocupes, la solución es bien simple y basta con aportarles más agua o regarlas de forma más continuada. También es conveniente humedecer las hojas con un pulverizador. Pero antes de pasar a la acción, es importante conocer las necesidades de riego. Un exceso de agua resulta contraproducente y puede encharcar el sustrato y llegar a dañar las raíces.