Tres sencillas manualidades para personalizar cajas de fruta

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter4Share on Google+0

DIY-cajas-madera
Las cajas de madera y las barquillas de fruta tienen muchas posibilidades decorativas. Las puedes utilizar tal cual, con la madera sin tratar, o las puedes personalizar utilizando distintas técnicas. Hoy te voy a explicar tres maneras diferentes de dar mucho color y alegría a una sencilla caja de fruta. Veremos qué utilidad pueden tener y descubrirás cómo crear unos diseños que se adaptan a cualquier espacio y estilo decorativo. Son tres tutoriales muy sencillos de realizar, apenas te va a llevar tiempo y el resultado va a ser de lo más decorativo y original.

Primer DIY: caja de fruta dorada

La primera manualidad la he visto en uno de mis blogs favoritos: Design Improvised. Consiste en customizar una caja de fruta que, en este caso, han convertido en un decorativo y especial macetero. Lo primero que tendrás que hacer es aplicar un adhesivo en los dos listones de abajo y dejar secar durante el tiempo que especifique el fabricante. Encima coloca las láminas de pan de oro y con un cepillo de espuma suaviza la hoja. Aplica también siguiendo las instrucciones del material que compres, ya que cada uno puede ser distinto.

Los dos listones de arriba los puedes pintar de otro color con pintura acrílica, en este caso han escogido el verde. El toque final llega envolviendo la zona de las asas con un cordón de cuero. Dentro puedes poner dos plantas (o las que te quepan) en unos recipientes metálicos, por ejemplo. El resultado es increíble, ¿no te parece? Muy elegante y perfecto para colocar en cualquier rincón del salón, sobre una estantería o en una mesita auxiliar.

DIY-cajas-madera-1

Segundo DIY: caja de fruta decorada con washi tape

La segunda manualidad la he visto en el blog Oriental Trading y para elaborarla vas a emplear un elemento con muchas posibilidades decorativas: el washi tape. Estas cintas tienen una gran variedad estampados y colores diferentes, por lo que ante ti se abren un montón de opciones.

Para hacerlo vas a necesitar:

– Varias cintas de washi tape.
– Un caja de fruta.
– Letras de madera tipo Scrabble.
– Pintura acrílica.
– Pegamento caliente.

La manualidad, paso a paso

Lo primero que han hecho en este tutorial es pintar el exterior de la caja con dos capas de pintura acrílica blanca. Después, solo tienes que elegir tus cintas preferidas para decorar la caja. ¡Plena libertad! Saca a relucir toda tu creatividad y escoge tus estampados y colores favoritos, que contrasten o combinen con los demás tonos de la estancia.

El toque final llegará con la colocación de las letras de madera formando la palabra que quieras. Puedes informar de qué habrá dentro de la caja (libros, revistas, juguetes…). O el mensaje que te apetezca lanzar.

Tercer DIY: caja de madera pintada

La tercera manualidad es del mismo blog anterior y para hacerla solo vas a necesitar pintura de tus colores predilectos, una brocha y una esponja de pintura redonda. En este caso, han pintado de un color liso los dos listones inferiores y en la parte de abajo han hecho un bonito diseño de lunares negros con la esponja redonda, a modo de tampón.

Después, han empleado esta caja tan chula para guardar dentro varios tarros de cristal con bolígrafos, lápices, rotuladores y demás material de los más pequeños de la casa, para que tengan siempre todo bien ordenado. El resultado es una creación muy colorida y divertida, tanto que seguro que no les importa recoger todo en este cajón tan bonito… Anímate a pintarlo con ellos, que sean ellos los que escojan los colores y la forma de personalizar su caja de colores.

DIY-cajas-madera-3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *