Trucos para una casa fresca sin aire acondicionado

refrescar la casa
¿Es posible refrescar la casa sin aire acondicionado? Sí, se puede. Si cuando llega el verano tu vivienda se convierte en el Sahara, toma nota de nuestros consejos para refrescar tu casa y sobrevivir a las altas temperaturas estivales.

Descubre nuestros trucos low cost para disfrutar de una casa más fresquita, sin tener que echar mano a tu bolsillo, ni tener que sufrir las consecuencias de exponerte al aire acondicionado.

Ventila: abre puertas y ventanas

Ventilar es básico para renovar el aire y disfrutar así de una vivienda más fresca. Ahora bien, lo ideal es hacerlo durante la noche que es el momento en el que las temperaturas suelen bajar.

Así que, cuando llegue la noche, abre las puertas y ventanas de toda la casa para crear corrientes de aire fresco que renueven la atmósfera de tu vivienda. Así también expulsarás el aire caliente acumulado a lo largo del día. Un gesto que no solo es recomendable por una cuestión de bienestar y comodidad, sino también por salud. El aire que respiramos está cargado de elementos que pueden resultar perjudiciales para la salud.

refrescar la casa
Como es lógico, debemos evitar ventilar la casa a lo largo del día, sobre todo cuando el sol incide en nuestras vivienda y las temperaturas son más elevadas. Baja las persianas, cierra las contraventanas y corre las cortinas para evitar que el sol y el calor se cuelen en casa. Aunque no lo creas, con este sencillo gesto podrás evitar que la temperatura suba hasta 6 grados.

Otro buen momento para ventilar la casa es a primera hora del día. Aunque en este caso tendrás que madrugar bastante. Hazlo antes de que el sol empiece a despuntar. Un detalle importante a tener en cuenta es el tipo de habitación en cuestión. Las ventanas y puertas que dan a exterior deben abrirse por completo, pero las de interior conviene que estén poco abiertas.

¿La razón? El aire del exterior es aire puro, pero el de patios o zonas interiores no es un aire tan puro. Por lo que puede recibir una atmósfera poco saludable, sobre todo si la zona comunica con espacios como el baño o la cocina.

Viste la casa con tejidos frescos y transpirables

A nivel decorativo, los tejidos y materiales ayudan a refrescar la casa. En este sentido, en Decorablog te recomendamos optar por ropa de casa fresca. Las fibras vegetales (ratán, yute, mimbre, coco, etc.) son perfectas. Estas fibras son huecas, es decir, el aire y el sol circulan a través de ellas. Por lo que resultan frescas y transpirables. Otras fibras muy aconsejables para vestir la casa en verano es el algodón y el lino.

refrescar la casa

No utilices demasiados aparatos que dan calor

Otro truco que nos recuerdan los expertos es evitar hacer uso innecesario de los electrodomésticos. O, por lo menos, durante las horas de más calor. Así que evita el uso de electrodomésticos como el horno.

Cuidado con la iluminación

Y esto mismo sucede con la iluminación. No es ningún secreto que las lámparas dan calor. ¿El problema? Las bombillas. Utiliza luces led que no se calientan. Un sencillo gesto que también cuenta para evitar que tu casa sea un auténtico horno este verano.

refrescar la casa

Gestos diarios para refrescarte

Otros trucos importantes que te ayudarán a sobrevivir al calor son tan sencillos de poner en práctica como hidratarse con abundante agua fresca, tomar duchas templadas y optar por comidas ligeras. Por supuesto, no te olvides del ventilador. ¿Nuestro consejo? Colócalo en el lado opuesto de la ventana, así tendrás más corrientes de aire.

Y tú, ¿qué otros trucos nos recomiendas para refrescar la casa en verano sin aire acondicionado?

Artículo recomendado: Los mejores colores para refrescar la casa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *