Cuartos de baño modernos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Un cuarto de baño moderno puede tener mil y una configuraciones, distribuciones, ideas, colores, estilos… Estamos en el siglo XXI y hoy día se podría decir que todo vale en decoración, siempre que se haga con elegancia y con estilo. Los cuartos de baño más vanguardistas pasan por las líneas minimalistas que tanto han triunfado en las últimas décadas, pero también se basan en tendencias como la estética zen y oriental, el neobarroco, el clasicismo contemporáneo…

A continuación voy a daros unas claves que, a mi parecer, son fundamentales para conseguir cuartos de baño modernos de lo más atractivos. También os muestro algunos fantásticos ambientes que os servirán de inspiración. ¿Empezamos?

Prácticos y funcionales


Los cuartos de baño de diseño están siempre basados en una mezcla entre funcionalidad y estética. Esto significa que un baño actual tiene que ser cómodo y práctico, además de bonito. Para ello contamos con gran número de aplicaciones perfectas para nuestro bienestar: sanitarios que ahorran agua, lavabos dobles, mamparas de ducha perfectamente estancas y de líneas limpias, griferías de diseño que además son ecológicas y revestimientos que ofrecen todas las posibilidades decorativas. La inclusión de elementos naturales, como por ejemplo plantas o maderas, siempre es eficaz en este tipo de ambientes.

Revestimientos y sanitarios


El gresite sigue estando de moda en los cuartos de baño modernos. A pesar del paso del tiempo, las diminutas teselas de vidrio en diferentes colores continúan creando ambientes llenos de belleza y modernidad. Los sanitarios actuales muestran sobre todo líneas rectas y sencillas, con algunas curvas; triunfan los WC y bidés suspendidos de la pared con cisterna oculta, y los lavabos de líneas vanguardistas.

Neoclasicismo al poder


Otra tendencia que me fascina es el neoclasicismo (a veces, incluso, neobarroco), que mezcla revestimientos y aplicaciones de última generación con diseños inspirados en los siglos pasados. Lámparas, muebles de lavabo, incluso butacas… De líneas recargadas y materiales lujosos, que ponen un interesante contrapunto a la modernidad.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *