Aprovecha el hueco de la escalera


O bien las casas son cada vez más pequeñas, o bien nosotros acumulamos cada vez más y más cosas. Lo cierto es que nuestra necesidad de zonas de almacenaje crece al mismo ritmo en que disminuyen los metros cuadrados disponibles.

La solución al problema está en aprovechar al máximo cada hueco, cada rincón susceptible de ser equipado con cajas, baldas, estantes, cajones… Lo que sea que nos sirva para ordenar y guardar. Eso sí, sin dejar a un lado el efecto estético de los recursos de almacenaje, ni olvidar la decoración en sí misma. Necesitamos huecos, sí, pero con estilo.

Un espacio muerto… que resucita


Y en esta búsqueda de metros o centímetros disponibles, la escalera se abre ante nosotros como la panacea de la optimización del espacio. El hueco que queda debajo de los escalones, un rincón hasta ahora perdido, puede adoptar mil usos diferentes y prometedores.

Aquí tienes algunas ideas para aprovechar al máximo el hueco de la escalera y ganar espacio adicional en casa según tus necesidades: puede que tengas muchas cosas que guardar, ropa o libros, o quieres un rincón de lectura, o un espacio para trabajar, etc.

La versatilidad de un rincón


Con una estructura de madera y unas cajas confeccionadas con telas de colores puedes crear una zona de almacenaje para guardar de todo. Si tu escalera arranca del recibidor, el hueco será un buen lugar para dejar abrigos, paraguas, gorros y bufandas. Con orden, claro está. Otra idea es esconder la televisión o una cama auxiliar, que siempre viene bien. La librería es un clásico para el hueco de la escalera. Los libros se acumulan y uno no sabe dónde guardarlos. También puedes poner, si lo necesitas, una buena cajonera hecha a medida o, incluso, un botellero.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *