Consejos para elegir la lavadora


Cuando se piensa en decorar y “vestir” el hogar no solo hay que centrarse en la decoración sino también en otras cosas que son muy importantes para poder tener una vivienda cómoda en todos los sentidos. La elección de los electrodomésticos es muy importante ya que ellos facilitarán en gran medida tu vida diaria, además de ser imprescindibles para muchas cosas.

En el caso de las lavadoras, hay que tener en cuenta una serie de aspectos cuando las vas a comprar para que así puedas conseguir la más adecuada según tus necesidades. Toma nota de estos consejos para elegir una lavadora:

– Lo primero que tienes que tener en cuenta son las revoluciones. Cuanta mayor sea la velocidad de centrifugado, menor humedad habrá en la ropa al terminarlo. Por ejemplo, una de 600 rpm deja casi el 80% de humedad en la ropa y cuesta unos 300€, una de 800 rpm deja el 60% y cuesta unos 360€, mientras que una de 1200 rpm deja menos de la mitad de la humedad y su precio ronda los 500 euros.

– Hoy en día se hace casi imprescindible optar por un modelo que sea de bajo consumo, no solo para proteger el medio ambiente sino también para gastar mucho menos dinero en electricidad.

– El tamaño del tambor también es importante y para elegirlo hay que tener en cuenta el número de personas que viven en la casa. No es lo mismo comprar una lavadora para una persona que vive sola que para una casa en la que vive una famlia de 4 miembros. Si es para una sola persona, bastará con un tambor menor a 5 kilos para no derrochar mucha agua cada vez que la pongas.

– El número de programas de lavado también hay que tenerlo en cuenta. Actualmente casi todos los modelos tienen unos 15 aunque en realidad los que se suelen utilizar siempre son 4-5. A la hora de comprarla, no pagues más por tener un mayor número de programas ya que es probable que nunca los utilices, fíjate que tenga los que más vas a utilizar.

– Por último y ya como consejo a la hora de utilizarla, cárgala siempre al máximo para no tener que ponerla muchas veces y ahorrar energía y agua. Utiliza siempre el programa adecuado para cada ocasión y hazle un correcto mantenimiento para que te pueda durar más tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *