Cuatro cabeceros originales y fáciles


El cabecero de la cama es uno de los elementos del mobiliario que da más juego a la hora de aportar soluciones ingeniosas en decoración. Casi cualquier elemento o material nos puede servir para decorar la pared en la que se apoya la cama: artículos reciclados como espejos, puertas o ventanas; palets de obra; partes de muebles; pinturas, papel pintado, telas…

En este post os traigo cuatro fotografías con ideas ingeniosas para cabeceros reciclados y artesanales. En esta primera imagen podéis ver dos ideas muy distintas, pero igualmente impactantes.

A la izquierda aparece un cabecero realizado con un tablero de DM cortado con sierra de calar (haciendo una bonita forma clásica), que después se ha pintado con pintura de pizarra. Nada más agradable que levantarse por la mañana con una frase bonita, ¿verdad? El fondo gris de la pizarra se ha decorado con una franja blanca que sigue el borde del cabecero. Además, también se ha colocado ligeramente separado de la pared (gracias a dos listones de madera atornillados en la trasera) para crear el efecto de la sombra. El otro cabecero es una gran pieza de madera en bruto, colocada incluso con su corteza para un efecto súper teatral.


La tercera propuesta la podéis ver a la izquierda: un cabecero hecho con palets de obra. Tal y como se han recogido del contenedor: basta con limpiarlos con alcohol, lijarlos un poco y colocarlos entre la cama y la pared. No me diréis que no quedan fenomenal… Y para terminar, la propuesta de la derecha es un tablero de madera decorado con letras en plan “embalaje”, muy similar a los paneles estilo grafitti de los que hablábamos hace poco. Puedes comprar los paneles y usarlos como cabeceros, o bien conseguir un gran tablero de madera (puede ser chapada) y pintar las letras directamente encima. Sea como fuere… ¡Seguro que has encontrado tu próximo cabecero entre estas ideas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *