Ideas para decorar la casa de verano

salon-plantas
Los días son más largos, las temperaturas empiezan a subir, el sol comienza a abrirse paso entre las nubles… No hay duda, el verano está a la vuelta de la esquina. Si quieres dar un toque estival a tu casa, en Decorablog te explicamos algunos trucos para decorar una casa de verano.

Abre puertas y ventanas (aunque con cuidado, si quieres evitar el calor) y deja que el verano se cuele en tus habitaciones. ¿Cómo? A través de los colores, los estampados, los materiales, las plantas y muchos trucos más. Toma nota.

Apuesta por fibras vegetales: frescas y transpirables

En verano, el objetivo es decorar una casa natural y, sobre todo, muy fresca. Se trata de combatir a las altas temperaturas, sin renunciar por ello al estilo. Por eso te recomendamos las tradicionales fibras vegetales.

El yute, el ratán, el mimbre, el coco, el sisal y otras muchas fibras similares son huecas. Esto quiere decir que el aire circule a través de ellas. Por lo que resultan frescas, ligeras y transpirables. La opción ideal para el verano. Además, su suave textura nos conecta con la naturaleza y nos permite decorar una casa súper apetecible.

Lo mismo sucede con el lino. Otra fibra muy recomendable para el verano porque es súper fresca, transpirable, resistente, hipoalergénica y agradable al tacto. Los textiles de casa son muy importantes en verano, ya que deberán vestir la casa con frescor.

comedor-verano

Confía en colores y estampados que recuerden al verano

Otra forma de acercar el verano a la casa es a través de los colores. Naturalmente, la paleta de color del verano es mucho más alegre que en los meses de otoño e invierno. Así que no temas a escoger tonalidades vitaminadas y estampados explosivos. La idea es escoger diseños que evoquen el verano. Y, en este sentido, tenemos muchas y diversas posibilidades.

Por ejemplo, puedes optar por un estampado de rayas que evoque el mar, prints florales, motivos tropicales, etc. Es decir, elige estampados que recuerden a los paisajes de verano, pero siempre adaptados a tus gustos, a tu personalidad y también al estilo de tu casa.

Y con los colores sucede lo mismo. Podemos optar por tonos que nos recuerden al sol, como por ejemplo ocre, dorado y amarillo. O bien por una gama de azules que se inspiren en el mar o en el azul del cielo. Otra opción interesante puede ser añadir toques verdes que se mimeticen con el paisaje exterior, si tienes una casita en la montaña.

Si no te decides por un color, prueba a decorar con varios. El truco es escoger un color neutro que sirva de base y elegir varios tonos complementarios. Uno que ocupe más espacio, aproximadamente el 60% del espacio. Y otro que sirva para dar el toque definitivo de estilo. Lo importante es escoger colores que combinen bien entre sí. ¿Necesitas alguna sugerencia? Prueba con gris y tierra como base decorativa y acompaña a estos colores con algún verde y amarillo en versión soft.

salon-estilo

Recuerda que los detalles son importantes

No olvides que los detalles también son importantes para dar un toque estival a tu casa. Además, te ayudarán a renovar la decoración de cara a la nueva temporada. Así que escoge caprichos que recuerden al verano. Tal vez una planta frondosa para dar vida a algún rincón o bien arreglos florales para destacar la mesa de centro del salón o la consola del recibidor. ¿Un consejo? Escoge flores de temporada, ya que así podrás renovar tu decoración cada cierto tiempo y adaptar tu casa a la época del año.

Los cuatros con paisajes estivales, las cestas de fibras, los jarrones de colores, lámparas de fibras vegetales…

Artículo recomendado: Consejos para pasar menos calor en casa este verano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *