El retorno de las cocinas clásicas


Llevamos ya años, podríamos decir que décadas, inmersos en una serie de tendencias decorativas que abogan por cocinas con superficies brillantes y pulidas, iluminación de diseño y materiales como la laca de alto brillo, el acero, el vidrio y las encimeras de resinas y mármol o granito. Nada que objetar: son cocinas maravillosas, limpias y vanguardistas, y con materiales cada vez más ecológicos (las hay incluso de papel) y avanzados.
Pero resulta que últimamente estoy viendo que una fuerte tendencia está impulsando el regreso a los ambientes más clásicos en la cocina, como por ejemplo la que podéis ver sobre estas líneas. Si os gusta, aquí tenéis las claves para reconvertir vuestra cocina en una de estilo country inglés por poco dinero.

Los muebles de melamina se pueden lacar con una pintura especial para muebles de cocina, o con un esmalte-laca color hueso y un rodillo de esmaltar. Las puertas planas agradecen que se les peguen unas molduras para dar ese aspecto retro tan interesante; puedes comprar molduras de media caña y cortarlas a la medida con una caja de ingletes, para después pintarlas y pegarlas a las puertas con adhesivo de montaje.

Los tiradores son muy importantes a la hora de cambiar el aspecto de la cocina. En este ambiente, son de color plateado y muy sencillos: pomos de metal clásicos que encontrarás en cualquier centro de bricolaje. Retira los antiguos tiradores y, antes de pintar, tapa con masilla los agujeros que vayan a quedar vistos. En este caso, la encimera es de granito negro y va a juego con el cuero de los taburetes. Un consejo: puedes renovar tu suelo sin meterte en obras colocando una tarima laminada que imite microcemento o baldosas, o tal vez un suelo vinílico del mismo estilo. La cocina de la foto es de Furniture Designers & Makers.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *