Tipos de revestimientos cerámicos


Los materiales se van modernizando, pero no hay nada como la clásica cerámica. En los últimos años este material se utiliza cada vez más para decorar suelos y paredes, así como muchas estancias de la casa. Las materias primas que forman los pavimentos cerámicos son la tierra y el agua, por lo que son productos naturales y de muy buena calidad, fácil de limpiar y mantener. Además, dispone de una amplia variedad de colores, acabados, tamaños y precios. Siempre con un objetivo claro: proteger las superficies. Los tipos de revestimientos cerámicos se diferencian entre ellos por el material empleado para su composición, pero también por las dimensiones, el espesor y la dureza de los mismos.

El más utilizado de todos es sin duda el azulejo, ya que son piezas planas fabricadas con arcillas, sílice y colorantes. Tiene la ventaja de que son muy resistentes al agua y no se ven desgastadas con paso del tiempo. Su textura es suave y homogénea, por lo que el mantenimiento es bien sencillo. Normalmente están cubiertas por un esmalte vitrificado que aporta impermeabilidad y resistencia. A pesar de que la oferta de colores y acabados es muy amplia, predominan los azulejos de formas cuadradas y rectangulares. Su colocación es ideal para revestimiento de paredes interiores.

Por otro lado tenemos el gres porcelánico, se trata de baldosas cerámicas de baja absorción de agua prensadas en seco en una sola cocción. Puede tener esmalte, ser mates o brillantes. En la cara visible permite gravar relieves decorativos que al mismo tiempo son antideslizantes. Además permiten un buen acabado ya que las juntas son casi invisibles creando una sensación de continuidad en la superficie. Se pueden usar en exteriores.

Finalmente, el gresite son piezas de gres esmaltado o vitrificado, conocido también como venecitas, tienen su origen en la cultura griega y romana. Son ideales para baños y cocinas porque cuentan con una alta resistencia a la humedad, los cambios bruscos de temperatura y los productos químicos que puedan ser abrasivos. Además, la tonalidad se mantiene inalterable con los años y la exposición a la luz. Su pequeño formato hace que sean perfectas para superficies curvas, tales como columnas o espacios difíciles. Además, son muy decorativas porque se pueden combinar con otros materiales para crear dibujos, murales o mosaicos.

Materiales para encimeras


Los materiales con los que se realizan las encimeras han ido evolucionando en los últimos años. Pasado de las clasicas superficies de mármol o granito, a los materiales sintéticos. Son los más demandados ya que cuentan con una enorme variedad de colores y acabados. Además, se caracterizan por su resistencia, funcionalidad, estética y facilidad al limpiarlos. Sin embargo, también existen las maderas, el acero inoxidable o las piedras naturales conforman una amplia gama para todos los gustos y exigencias.

Mármol: Tiene la ventaja de que es económico y muy resistente, junto con el granito, ha sido el material más presente en las cocinas. Dispone de una gran variedad de colores y acabados. Pero su textura porosa hace que se manche con facilidad y tenga un desgaste con el paso del tiempo. Pierde brillo frente a los ácidos.

Granito: Algo más simple que el mármol, tiene una gran resistencia al calor, a los golpes y a los productos abrasivos. Es una interesante opción decorativa, puesto que la gama de colores es amplia con acabados vistosos. Su inconveniente se centra en el elevado precio.

Madera: Las encimeras también se fabrican en maderas nobles como el haya o el roble, aunque su coste es importante. No obstante, es el material preferido por muchos porque aporta a la cocina un toque rústico y natural. Su desventaja es que es un material sensible a la humedad, por lo que requeire cuidados, mentenimiento y tratamientos con algún producto sellador. También tiene el inconveniente que se raya con suma facilidad.

Estratificado: Encimera compuesta por un tablero laminado de aglomerado plastificado a alta presión. Tiene la ventaja de que la lámina que lo recubre imita cualquier tipo de material. No obstante, se raya, no soporta elementos calientes, productos ácidos, ni el agua. Es una buena opción si no se dispone de mucho presupuesto.

Acero inoxidable: Se emplea en cocinas de diseño vanguardista porque combina a la perfección con muebles de madera. Muy indicado para los amantes del estilo industrial, además de ser una opción muy higiénica. Sencilla de limpiar, resistente al calor y a los ácidos. Es un material sensible a los golpes y arañazos.
SEGUIR LEYENDO «Materiales para encimeras»

Baldosas de cerámica inspiradas en la naturaleza

Si quieres dar un poco de naturalidad a tu hogar puedes optar por colocar estas baldosas de cerámica en las paredes. Estos azulejos de estilo versátil pueden usarse también en suelos y los encontramos tanto para interiores como para exteriores. Tienen la peculiaridad de que son en tres dimensiones, con relieve como si fueran hojas de verdad. Medidas disponibles: 20 x 20 cm o 10 x 10 cm


SEGUIR LEYENDO «Baldosas de cerámica inspiradas en la naturaleza»

Techos tensados de PVC


Puede suceder que el techo de nuestra casa esté tan deteriorado que pequeñas reparaciones no sean suficientes. Para renovar su aspecto sin iniciar grandes reformas, los techos tensados son una alternativa muy recomendable. Se trata de láminas flexibles de policloruro de vinilo (PVC) que se encuentran en distintos colores y acabados, como mate, satinado o brillante.

La ventaja de este material es que es de larga duración, no inflamable y permite la instalación de lámparas o de cualquier otro elemento de iluminación colgante, entradas de aire acondicionado o detectores de incendios. Las placas se fabrican normalmente a medida, según la superficie sobre la que se vayan a colocar. Su instalación es muy sencilla, mediante un sistema de anclaje que tensa las láminas de PVC, por lo que no requiere muchas obras. El resultado final es menos convencional que la pintura o los falsos techos.

Además, en el supuesto caso de que se originen fugas de agua provenientes de pisos superiores o de escapes del propio hogar, el techo tensado no se ve afectado porque es de naturaleza flexible, puede soportar grandes pesos si está bien tensado y es completamente impermeable. Como es una pieza desmontable, permite retirar el techo para limpiarlo más fácilmente. Pero su mantenimiento es escaso.

Decorar interiores con mimbre o rattán


Cuando hace más calor, el mimbre o rattán se convierten en uno de los mejores aliados para conservar frescos los ambientes y disfrutar de la ligereza del mobiliario. Las tendencias en decoración de interiores se han orientando hacia todo lo que es más ecológico y natural, intentando ser fabricados con materiales en su mayoría biodegradables. La moda de las fibras naturales hace referencia al mimbre, bambú o rattán. Estos materiales tienen la enorme ventaja de ofrecer un ambiente mucho más acogedor en nuestras casas.

Los muebles a base de fibras naturales son ideales para cualquier estación del año, pues se adaptan fácilmente al clima, además son perfectos para cualquier ambiente, pues combinan a la perfección con muebles de diferentes formas, dimensiones y materiales. En la mayoría de los casos, pensamos en muebles de fibras naturales sólo para exteriores, pero recientemente han comenzado a verse en ambientes interiores, como salones o dormitorios.

Las fibras naturales no sólo se emplean en muebles. También sirven para paredes, de la misma forma que se hace con las sillas, mesas, camas, cestos, papeleras, revisteros o cabeceras de las camas. Tanto la variedad como la calidad de los diseños ha ido aumentado con el paso del tiempo y actualmente disponemos de muchas más opciones para el mimbre o el rattán, puesto que son muy utilizados en terrazas y jardines, también son materiales válidos en interiores para crear ambientes con estilos más étnicos, minimalistas o con aires orientales.

No es necesario cambiar toda la decoración de nuestro hogar, sino añadir algunos elementos ya sean muebles, accesorios o revestimientos, que se complementen para cambiar la estética con más calidez y nobleza. No olvides que los muebles preparados con fibras naturales dan frescura y, a la vez, calidez a los espacios. Puedes comenzar por colocar mimbre y caña en las sillas, cortinas o cómodas para formar un ambiente acogedor.

Aplicaciones del corian


El corian se utiliza para fabricar encimeras y lavabos gracias a su elevada duración, pero no resiste las altas temperaturas ya que es un material sintético formado por una mezcla de minerales naturales y polímero acrílico. Es un material muy versatilidad, por lo que tiene bastantes aplicaciones. Se suele emplear para la construcción de mobiliario, lámparas o hasta para revestir fachadas. Sin embargo, cada vez se utiliza más para fabricar lavabos, fregaderos y sobretodo, encimeras. En poco tiempo, el corian se ha convertido en la gran alternativa del mármol y el cuarzo silestone.

Una de las grandes ventajas de ofrece el corian es que no tiene juntas, se puede disponer de una sola pieza sin cortes perceptibles. Además, la superficie no tiene porosidad, lo que hace que sea más fácil su limpieza. Entre sus propiedades destacamos su enorme resistencia a los golpes, arañazos y resistencia al desgaste. Una vez instalado, el corian cobra un aspecto satinado. Con el uso, toma una apariencia más suave y sedosa. Por lo general, es un material bastante duradero, aunque no se recomienda cortar los alimentos de forma directa sobre él.

Su gran defecto es la poca resistencia al calor, por lo que no deberemos colocar platos calientes encima, mejor utilizar un salvamanteles. En caso de desperfectos, se suelen arreglan sin necesidad de desmontar la pieza.

Los diferentes tipos de pladur


El pladur es un material que está compuesto en su estructura por yeso y celulosa. Sin embargo, el núcleo interno de la placa puede incluir otros materiales. Esos hacen que estemos hablando de tipos de pladur distintos:

N: Es la denominada placa estándar. Está formada por yeso de color blanco y celulosa gris claro o blanca. Es muy empleada en todas las aplicaciones de decoración y albañilería.

TEC: Tiene características muy parecidas a las de la placa estándar, aunque en este caso los componente son más fuertes y resistentes. Es un tipo de pladur que se recomienda para la colocación de techos continuos.

WA: Son resistentes al agua. Esto es debido a que su capa exterior y el núcleo de yeso incorporan aceites siliconados. Es un tipo de pladur que se recomienda para baños y estancias que estan a la intemperie. Su celulosa es de color verde y eso hacer que sea fácil distinguirlo.
SEGUIR LEYENDO «Los diferentes tipos de pladur»

Policarbonato celular para el balcón


Hoy os queremos aportar una solución para vuestro balcón, una zona de la casa que habitualmente se utiliza para almacenar objetos o colocar plantas. Por desgracia, normalmente suelen estar muy desprotegidos con barrotes o barandillas que no aportan mucha seguridad.

La solución, antes que instalar placas de vidrio, plásticas o téxtiles, es apostar por el policarbonato celular. Este material es más ligero que el vidrio, también es transparente, es más resistente (espesor de entre 5 y 40 milímetros) y aguanta granizadas o otro tipo de inclemencias temporales sin problemas.
SEGUIR LEYENDO «Policarbonato celular para el balcón»